Dado el creciente deterioro de los recursos naturales, que por la acción de inconsciencia humana se ha generado, los efectos sobre nuestro planeta inciden gravemente en nuestra existencia, en este sentido, la sociedad presenta necesidades y/o requerimientos que se convierten en problemas, a los cuales se les debe dar solución a través de la formulación de políticas y la puesta en marcha de programas, procesos y estrategias orientados a la educación ambiental de los individuos, los grupos y las organizaciones.

Con el desarrollo del curso virtual en educación ambiental, se pretende afianzar conocimientos en busca de una nueva cultura ambiental para la conservación de la vida desde los principios de responsabilidad bioética de la humanidad.  De igual forma, los estudiantes podrán conocer los alcances de la educación ambiental respecto a su importancia en la generación de espacios para la participación activa de las comunidades y de los diferentes actores sociales relacionados (incluidas las instituciones gubernamentales y no gubernamentales), con el fin de comprender los problemas ambientales y tratar de que se participe en las alternativas de solución desde sus competencias y responsabilidades. De esta manera y para que los propósitos de la educación ambiental sean cumplidos, las comunidades deben apropiarse de los proyectos y deben insertarlos en sus planes de desarrollo y en sus propias dinámicas regionales y locales, siendo fundamental, además, que se generen los espacios para el diálogo entre los diferentes tipos de saberes y conocimientos (científico, tradicional, cotidiano, etc.), con el fin de que se facilite la comprensión integral de la pedagogía ambiental.

El análisis de la problemática de los sistemas, la capacidad de identificar y priorizar los problemas relevantes y generar alternativas de solución, demandan una visión y un análisis holístico. 


El pensamiento sistémico es una forma de analizar sistemas complejos, realizando un análisis integral de todos los componentes del sistema y sus interacciones. El análisis y la evaluación de estas interacciones permiten identificar diferentes procesos que se llevan a cabo, los cuales determinan el uso de los recursos con que cuenta el sistema; es decir, se puede determinar la eficiencia actual del sistema y, de ser necesario, hacer cambios en los procesos para mejorar el uso de las entradas y mejorar la eficiencia.