Los estudiantes se forman y aprenden a enseñar Ciencias Naturales y Educación Ambiental, cuando construyen conocimiento profesional, esencialmente desde la investigación y la reflexión sobre su práctica pedagógica, que les permite analizar, pensar y evaluar su trabajo para asumir un compromiso, desde sus expectativas individuales, las problemáticas de los contextos escolares y responder a la compleja realidad educativa en nuevas realidades de trabajo con apoyos virtuales.