La percepción del mundo y la importancia de la experiencia vital de los estudiantes como ciudadanos lectores y escritores, los hacen retornar a los lugares impresos en su memoria para crear textos que den cuenta de la destrucción de lo establecido para la construcción propia de su ser en el mundo.