La biogeografía es una disciplina que se encarga del estudio de los patrones espaciales o distribucionales de la biota en diversas escalas tanto temporales como espaciales. A partir de esto se formulan hipótesis que tienden a explicar los orígenes y los factores que han influido en dichos patrones, lo cual a su vez implica el estudio de la distribución de los taxones en el espacio, los procesos en el espacio-tiempo y las predicciones – retrodicciones de dichos procesos.

De esta manera es importante reconocer que en biogeografía existen dos enfoques: biogeografía ecológica o macroecología y biogeografía histórica, enfoques que han sido históricamente abordados más desde la biología que desde la propia geografía. Por esa misma razón, la biogeografía se constituye en un puente metodológico y teórico entre las ciencias naturales (biología) y las ciencias humanas (geografía), siendo relevante en esta última los aportes propios de la geografía física, y principalmente de disciplinas auxiliares como la ecología, climatología, la geología, la geomorfología y la edafología.

Teniendo en cuenta lo anterior, así como la estructura básica del plan de estudios del programa de Geografía de la Universidad de Nariño, se hace necesario, abordar los aspectos fundamentales de la ecología para integrarlos con el conocimiento de la dinámica terrestre, de tal forma que existan las suficientes bases cognitivas para abordar los problemas propios de la biogeografía.

Los grandes avances en las tecnologías de la Información están revolucionado nuestro mundo, una de estas tecnologías que esta avanzando en los últimos años a pasos agigantados son los SIG y el tratamiento digital de imágenes.


Dentro de la formación del Geógrafo, es fundamental el conocimiento sobre los ecosistemas de paramo, puesto que le permitirá establecer orientaciones desde la gestión ambiental en este tipo de ecosistemas y adelantar acciones para su manejo sostenible y restauración, mediante la generación de conocimiento y socialización de información de su estructura y función, la restauración ecológica, la consolidación de sus potencialidades hídricas, la planificación ambiental del territorio, el uso sostenible de los recursos naturales presentes, el desarrollo de acuerdos, tratados, de la cooperación técnica nacional e internacional, y la participación directa y permanente de las comunidades asociadas a estos ecosistemas, considerándolos espacios de vida.

Es relevante articular el conocimiento que se puede generar desde el quehacer Geografico y entidades de importancia mundial como la FAO, quienes manifiestan que las montañas son frágiles ecosistemas los cuales son globalmente importantes como fábricas del agua de la tierra, hábitats de rica diversidad biológica, lugares para la recreación y el turismo y áreas de un importante valor cultural. Las montañas proveen directamente alimento para un 10% de la humanidad, también proveen entre 30-60% del agua en zonas húmedas y más del 70-95% en ambientes semiáridos y áridos. Aproximadamente el 11% de la superficie de la tierra se localiza en zonas montañosas por encima de los 2000 m.s.n.m, porcentaje importante ya que allí se encuentran los nacimientos de los principales recursos hídricos del mundo.


Esta asignatura teórica busca construir una visión de conjunto con sentido reflexivo, crítico e interdisciplinario que permita analizar e interpretar la relación ser humano – naturaleza – sociedad, partiendo del hecho de que esta relación se estructura y consolida bajo la consideración del espacio como producto de carácter social.

 


En el desarrollo de cualquier estudio de carácter geográfico, el trabajo de campo es una de las fases más importantes para acercarse a la comprensión de la dinámica espacial de cualquier fenómeno, natural, social o ambiental que se investigue. El trabajo de campo constituye, entonces, un ítem imprescindible para cumplir con dos propósitos: el levantamiento de información primaria en un área de interés, y la verificación de información previamente sistematizada de dicha área.

 

En el programa de Geografía, la asignatura de trabajo de campo tiene dos objetivos: el primero de ellos es acercar a los estudiantes hacia las técnicas, herramientas, procedimientos y actitudes que hacen parte de la práctica en el terreno; y el segundo objetivo es facilitar un análisis holístico e interdisciplinar partiendo de los conceptos, técnicas y saberes desarrollados en las asignaturas que conforman el pénsum curricular de cada semestre. De esta manera, se espera que el desarrollo de la asignatura esté liderado por la participación, aportes y discusiones de los estudiantes alrededor de un sitio de interés y de una temática específica.