La dasometría e inventarios forestales y agroforestales, son una área fundamental para los ingenieros agroforestales porque se relaciona con su ejercicio profesional de realizar medidas y cuantificación de masas forestales, áreas de bosque y una evaluación individual del componente forestal asociado en diferentes arreglos agroforestales.

La sociedad humana es un producto combinado de la evolución natural y del desarrollo social, de allí deriva su doble naturaleza.  En consecuencia las actividades propias del hombre y de manera especial los procesos productivos que constituyen la base de la riqueza y el progreso social, deben considerarse desde esta perspectiva de integración dialéctica reciproca de lo natural y lo social, aspectos que simultáneamente se contraponen y se identifican, pero en donde la parte social juega el papel determinante.                                                Como el hombre depende de la naturaleza en la consecución de sus medios de vida, inexorablemente entra la compleja red que interconecta la totalidad de los elementos bióticos y abióticos del sistema ecológico terrestre, pero con una propiedad cualitativamente diferencial respecto a los demás animales, como que, por su condición social y racional, su situación no es pasiva, sino profundamente transformadora.

De acuerdo a lo anterior, mediante la sociología rural, y desde el enfoque agroforestal se pretende analizar la estructura de las funciones de la sociedad, las características de la situación sociocultural agraria y ambiental para proponer alternativas de transformación social productiva coherente con el contexto y pertinente para el bienestar de las sociedades.


Los sistemas tradicionales de uso de la tierra han enfatizado más en la reducción de los riesgos de las cosechas que en el logro de una producción óptima. En consecuencia, los sistemas de monocultivo y la cría de animales, especialmente en áreas poco fértiles o susceptibles a la erosión, unido a la deforestación y expansión de la frontera agrícola hacen que estos sistemas no sean suficientemente sostenibles para satisfacer las necesidades crecientes de la población; por esto, cada vez se hace más necesario el uso de tecnologías de bajo impacto en los recursos naturales.

 

La agroforestería es un sistema del uso del suelo que pretende generar el menor impacto en el uso de recursos y el ambiente. De esta forma se procura aumentar los rendimientos en forma continua, combinando la producción de cultivos forestales arbolados (que abarcan frutos y otros cultivos arbóreos) con cultivos de campo a arables y/o animales de manera simultánea o secuencial sobre la misma unidad de tierra, aplicando además prácticas de manejo que sean compatibles con las actividades tradicionales de la población local. El objetivo de la mayoría de los sistemas agroforestales es el de optimizar los efectos benéficos de las interacciones de los componentes boscosos con el componente animal o cultivo para obtener un patrón productivo que se compara con lo que generalmente se obtiene de los mismos recursos disponibles en el monocultivo, dadas las condiciones económicas, ecológicas y sociales predominantes (Nair, 1982).

 

Los sistemas silvoagricolas como uno de estos sistemas en el cual se combina arboles con cultivos, pretende disminuir el efecto de los monocultivos en los recursos naturales y ambiente con el valor agregado de aumentar los rendimientos por unidad de área.