Las ideas abstractas deben introducirse sosegadamente y con gran cantidad de ejemplos extractados de situaciones prácticas, de vivencias relacionados con el mundo real. De este modo es posible aplicar los conceptos generales a la solución de situaciones o problemas particulares. La temática seleccionada resulta ser la mínima y fundamental para que sirva de trampolín al estudio de temas más complicados del álgebra, del análisis o de la geometría. Se profundiza, desde este punto de vista, en las demostraciones que evidencian los métodos o caminos que el hombre ha seguido en la construcción de sus conceptos. Los cursos que contienen gran cantidad de teoremas con sus demostraciones, se acompañan de gran variedad de ejemplos y ejercicios a fin de lograr una plena comprensión de las situaciones y apoyar la resolución de los problemas y ejercicios que se plantean en clase o se proponen como talleres.