El proceso térmico de los alimentos tiene como objetivos básicos prolongar su conservación y garantizar su inocuidad, mediante la reducción del número de microorganismos y de la actividad enzimática. El ingeniero agroindustrial debe tener la capacidad de fijar las condiciones de proceso de modo que se aseguren los objetivos mencionados respetando en lo posible la calidad original del producto. Lo anterior implica el conocimiento de la influencia de los tratamientos a altas o bajas temperaturas sobre los agentes y factores responsables del deterioro de los alimentos y sobre sus propiedades nutritivas y organolépticas, además se deben considerar aspectos como la cinética de las reacciones y el tipo de proceso más adecuado en cada caso.

Esta asignatura pretende abordar los principales fenómenos relacionados con los tratamientos térmicos aplicados a los alimentos desde el punto de vista de los análisis tanto cualitativos, como cuantitativos, con el fin de que los estudiantes adquieran los conocimientos y herramientas necesarias para la toma de decisiones en la elección y control de procesos y tecnologías que involucran tratamientos térmicos de conservación.



La Ingeniería Sanitaria y Ambiental se convierte en un complemento a la formación del estudiante de VII semestre del programa en Ingeniería Agroindustrial,  puesto que su perfil profesional se relaciona directamente con procesos o tecnologías que pueden tener repercusión directa o indirecta en el medio ambiente, por lo tanto , es necesario incluir en el contenido de la asignatura diversos conceptos y temas contextualizados a una actualidad que nos exige prevenir la contaminación ambiental y en forma gradual revertir sus efectos.