La Fisiología es una parte de la Biología como Ciencia de la Vida se ocupa de enseñar como se desarrollan los fenómenos vitales para que el futuro profesional de las ciencias pecuarias entienda el funcionamiento de las células, tejidos, órganos y sistemas que conforman los recursos pecuarios de producción en ambientes acuáticos y terrestres en la región y el país.

La comprensión de la fisiología requiere el conocimiento de la constitución anatómica, morfológica y química del organismo y de  los diferentes procesos moleculares, bioquímicos y biológicos que ocurren en los recursos pecuarios.

La Fisiología Animal general es esencialmente un estudio comparado de los diferentes grupos biológicos de interés pecuario.  Su propósito es determinar cuales son las bases comunes de las manifestaciones y procesos vitales de las distintas especies, tomando en consideración las particularidades morfológicas, anatómicas y funcionales esencialmente resultantes de la adaptación de cada población a determinadas condiciones de vida.

La Fisiología,  conjuntamente con la Bioquímica, la Anatomía y la Nutrición constituyen los pilares de la formación de los profesionales de las ciencias pecuarias; en consecuencia, los estudiantes deben entender con profundidad y suficiencia todos los procesos vitales ligados a estructuras materiales ordenadas a células, tejidos y órganos que se encuentran agrupados de manera armónica en un todo en las especies de interés