En la cultura digital coexisten diversos tipos de posibilidades comunicativas, fluctuando entre lo digital y lo análogo, en un esquema de comunicación transmedial. El estudiante de diseño necesita estructurar artefactos comunicativos que permitan informar e interactuar con los sujetos de la comunicación. Para el desarrollo de los artefactos es necesario utilizar los conocimientos propios de la disciplina del diseño gráfico, un pensamiento lógico de programación y un conocimiento técnico básico de electrónica que le permita manipular análogamente y digitalmente diversos elementos, generando prototipos funcionales de interacción reacción. Juntar variables técnicas, lógicas y creativas en la construcción de un artefacto es un reto conceptual, formal, estético y narrativo, que el estudiante de diseño está en la capacidad de asumir. La narración desde una postura transmedial se basa en relatos no lineales, con la utilización de acciones interactivas, involucrando al sujeto de la comunicación, no solo como un espectador y si como un lector actor.

Gestión de proyectos de diseño grafico