El desarrollo de las competencias matemáticas es uno de los pilares de la educación matemática hoy en día. La Teoría de Números es una de las asignaturas más bellas de la matemática porque no utiliza técnicas avanzadas y desarrolla en los estudiantes la capacidad de resolver problemas y plantear conjeturas. Es así que las ideas abstractas se introducen sosegadamente, con una gran variedad de ejemplos extractados de situaciones prácticas, de vivencias relacionados con el mundo real. De este modo es posible aplicar los conceptos generales a la solución de situaciones o problemas particulares. La temática seleccionada resulta ser la mínima y fundamental para que sirva de trampolín al estudio de temas más complicados del álgebra, del análisis o de la geometría.